Hermandad de San Esteban 

Fundación

La Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje, María Santísima Madre de los Desamparados, San Juan de Ribera y Protomártir San Esteban se fundó el día 9 de mayo de 1926 cuando así lo acordaron las treinta y dos personas que se reunieron en la sacristía de la parroquia de San Bartolomé bajo la dirección de nuestro hermano y entonces coadjutor de dicha parroquia, el siervo de Dios D. Rafael Galán Escalante.

La finalidad de su fundación fue dar culto público a una antigua imagen de terracota que desde dos siglos atrás, al menos, se veneraba en una capilla situada en la cabecera de la nave de la epístola de la iglesia de San Esteban. Esta capilla poseía una ventana a la calle y, a través de ella, los caminantes y viajeros que salían de la ciudad por la cercana Puerta de Carmona se encomendaban al que era conocido, popularmente, como el Señor de la Ventana para que les concediera salud y un buen viaje.

La Sagrada Imagen del Señor, originariamente, era solo un busto modelado en barro, que podría datarse a principios del siglo XVI. Posteriormente, ya a mediados del siglo XVIII, se completaría la talla de la imagen en madera, excepto su pie izquierdo, que también se modeló en terracota. La advocación de la Salud, que posee el Señor, se debe a la huella dejada por la estancia de la Hermandad de los Gitanos y su Señor de la Salud entre los muros de San Esteban desde el año 1837 hasta 1860.

Desde sus comienzos, la Hermandad ha tenido siempre como sede canónica el templo de San Esteban, una antigua mezquita consagrada como iglesia parroquial por mandato del rey Fernando III en el año 1249. La iglesia data de finales del siglo XIV y ha sido reformada en distintas épocas (siglos XV, XVII, XVIII y XX). Fue una de las veinticinco primitivas parroquias de la ciudad y arquitectónicamente pertenece al grupo de las iglesias gótico-mudéjares de Sevilla.

Las primeras Reglas de la Hermandad fueron aprobadas por el cardenal D. Eustaquio Ilundain y Esteban, y en ellas se establecía ya el Martes Santo como día de la salida procesional.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
error: Contenido protegido.
Ir arriba