Hermandad de San Esteban 

El Señor de la Salud y Buen Viaje de nuevo en su capilla, una vez finalizada la restauración de su retablo.

El Señor de la Salud y Buen Viaje ha regresado de nuevo a su capilla de la ventana en la iglesia de San Esteban una vez finalizada la Semana Santa 2019. Ello ha sido posible tras completarse los trabajos de restauración y nueva ornamentación del banco del retablo. Esta intervención ha tenido una duración aproximada de 45 días, realizándose durante la pasada Cuaresma.

Para su tramitación el proyecto siguió el procedimiento previsto en nuestras Reglas (aprobación por el Cabildo de Oficiales, visto bueno de la Comisión de Patrimonio y ratificación por el Cabildo General de Hermanos) y, asimismo,  recibió las autorizaciones preceptivas de la Delegación diocesana de Patrimonio Cultural del Arzobispado de Sevilla y de la Comisión provincial de Patrimonio de la Consejería de Cultura.

La ejecución de los trabajos se ha realizado según el proyecto y diseño de nuestros hermanos Manuel Ballesteros Rodríguez y Alejandro Cascajares García  (conservadores y restauradores) y se han desarrollado  en  tres  fases: una  primera, de carpintería, realizada por don Jesús Martín; seguidamente, se ha procedido al dorado, realizado por don Enrique Castellanos); finalizándose con la ornamentación del marmorizado, llevado a cabo por don Manuel Ballesteros y don Alejandro Cascajares.

En lo que respecta a la carpintería, los trabajos se han ceñido a la eliminación de los elementos colocados en intervenciones anteriores, reponiendo en madera un nuevo zócalo, así  como distintas piezas que faltaban. Además, se han reparado todas las fisuras y se han consolidado los ensambles, lijando todo el cromatismo anterior para poder pasar a la siguiente fase. Por su parte, el dorado comenzó con la aplicación de distintas capas de preparación o estuco para, posteriormente, colocar el bol (una capa base para la colocación del pan de oro). El oro utilizado –de la máxima calidad– se fue colocando según el diseño creado inicialmente.

Para rematar el trabajo se realizaron las tareas de marmorizado, reponiendo el cromatismo original del retablo neoclásico del Señor. Bajo un procedimiento acuoso, posteriormente protegido con barniz, se aplicaron distintas tonalidades hasta conseguir el resultado adecuado, unificando por completo todo el conjunto.


Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
error: Contenido protegido.
Ir arriba