Hermandad de San Esteban 

Estrenos y restauraciones del patrimonio de la Hermandad

Continuando con el proceso de restauración, mantenimiento y conservación del patrimonio de la Hermandad, se ha llevado a cabo la restauración de la toca de sobremanto de la Santísima Virgen, obra de Carrasquilla, y de los antiguos respiraderos del paso de palio, obra del orfebre Juan Fernández.

La toca de sobremanto de la Santísima Virgen es obra del que fuera nestro hermano D. José Guillermo Carrasquilla Perea. Fue bordada en oro sobre malla del mismo metal en el año 1983.

La restauración, llevada a cabo por el bordador malagueño Joaquín Salcedo Canca, ha consistido en el pasado a nueva malla, limpieza y restauración de cada pieza, así como la ampliación de la misma, sustituyendo el encaje de oro por su terminación original de guardilla. En la intervención se ha respetado al máximo la obra, y las nuevas piezas realizadas se han hecho a imitación de las originales, obteniendo un resultado final magnifico.

La obra ha sido presentada durante la pasada semana en la exposición de estrenos y restauraciones de la Semana Santa celebrada en el Círculo Mercantil, y volverá a lucir sobre el manto de María Santísima Madre de los Desamparados este fin de semana durante el besamanos de nuestra Amantísima Titular.

La otra gran restauración llevada a cabo ha sido la de los antiguos respiraderos del paso de palio, salidos del taller de Juan Fernández en el año 1964.

Dichos respiraderos procesionaron sobre las andas de la Santísima Virgen hasta el año 1996 en que fueron sustituidos por los cincelados por Manuel de los Ríos, según diseño de José Asián.

Estos respiraderos, utilizados frecuentemente en los altares de culto de la Hermandad, se encontraban bastante deteriorados, con perdida abundante del plateado, motivo por el que fue encargada su restauración al taller de Manuel de los Ríos (Orfebrería Andaluza). La intervención ha consistido en la realización de una nueva estructura interna de madera, restauración de todas las piezas de orfebrería y plateado de las mismas, y la recuperación de los borlones que colgaban de las esquinas de sus cartelas, tarea esta última realizada por Francisco Javier Sosa Sánchez.

Los respiraderos podrán contemplarse durante el fin de semana, ya que estarán expuestos en la iglesia de San Esteban, coincidiendo con el besamanos de la Virgen. Asimismo, volverán a lucir, al menos por este año, en la tarde del Martes Santo 2018, entronizando de nuevo a María Santísima Madre de los Desamparados.

Estos estrenos se suman al ya anunciado del nuevo suelo del paso del misterio de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje, realizado por los hermanos y restauradores Alejandro Cascajares García y Manuel Ballesteros Rodríguez.

 

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
error: Contenido protegido.
Ir arriba