Hermandad de San Esteban 

Peregrinación de las tres Hermandades de la parroquia de San Bartolomé y San Esteban al convento San José de las Madres Mercedarias, por el Jubileo de la Merced

El viernes 30 de noviembre, las tres Hermandades de la parroquia de San Bartolomé y San Esteban (Ntra. Sra. de la Alegría, Ntra. Sra. de la Luz y San Esteban) realizaremos una peregrinación conjunta al convento San José de las madres mercedarias, situado en la plaza de las Mercedarias, para poder así alcanzar la indulgencia plenaria concedida con motivo de celebrarse el año Jubilar de la Merced, con ocasión de los 800 años de la fundación de la orden Mercedaria.

Para ello, todos los participantes partiremos de la iglesia de San Esteban a las 20h. para  desplazarnos desde allí andando conjuntamente por las calles Cristo del Buen Viaje y Vidrio y atravesar la Plaza de las Mercedarias para llegar al templo jubilar sobre las 20:15 horas donde celebraremos una Eucaristía que será concelebrada por sacerdotes de la comunidad parroquial de San Bartolomé y San Esteban. y el director espiritual de las tres Hermandades don José Robles Gómez.

Una vez finalizado la misa, tendremos una convivencia con las madres mercedarias que residen en el convento, a la que se unirán representantes de la comunidad educativa del Colegio San José “Madre Mercedarias”.

Invitamos a todos a unirse en este acto

Para conocer más sobre el Año Jubilar de la Merced Link Orden de la Merced

Para conocer mas sobre el convento de San José (madres mercedarias) link convento San José Mercedarias Sevilla

Para conocer más sobre Colegio San José Madres Mercedarías link Colegio San José «MM. Mercedarias»

Se recuerdan las condiciones para conseguir la Indulgencia Plenaria,:

  • Peregrinar hasta un templo conventual o parroquial confiado a la familia mercedaria
  • Realizar la confesión sacramental
  • Participar en la Eucaristía
  • Rezar la Oración del Jubileo de la Merced
  • Orar por las Intenciones del Papa

 

ORACIÓN JUBILAR

LA MERCED: 800 AÑOS

Madre de la Merced, que suscitaste en tu servidor Pedro Nolasco el deseo de imitar a Cristo Redentor, poniendo su vida al servicio de los más pobres de entre los pobres, los cautivos; al prepararnos a celebrar el Jubileo mercedario, te pedimos que eleves nuestras oraciones al Padre, fuente de misericordia, para que seamos capaces de contemplar la faz de tu Hijo en el rostro de los cautivos de hoy y ofrezcamos, alegremente, llenos del Espíritu Santo, nuestras vidas como moneda de rescate por nuestros hermanos que viven privados de libertad y sin esperanza en las nuevas periferias de la cautividad.

Amén.

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
error: Contenido protegido.
Ir arriba