Hermandad de San Esteban 

Década de los años 60

En el año 1960, la Hermandad obtiene de la Autoridad Eclesiástica la inclusión del entonces beato Juan de Ribera, más tarde santo, como Titular de la Corporación. San Juan de Ribera, arzobispo de Valencia y patriarca de Antioquía, fue vecino de la collación de San Esteban y en ese templo recibió la tonsura clerical.

En 1962, la comitiva del paso de la Santísima Virgen vuelve a procesionar con la vestimenta fundacional, mientras que los nazarenos de acompañamiento del Señor todavía llevaban la túnica de cola. El Martes Santo de 1968, todos los nazarenos vuelven a vestirse con el primitivo hábito. Los manigueteros, incorporados al cortejo procesional en la década de los ochenta del pasado siglo, recuperaron nuevamente esa túnica de cola, manteniendo así un vestigio de la historia de la Hermandad.

En 1964, María Santísima Madre de los Desamparados estrenó su actual palio, confeccionado en malla de oro y bordado en hilos del mismo metal en los talleres de Esperanza Elena Caro, con diseño de D. Ignacio Gómez-Millán.

En 1965, la Madre de los Desamparados participó en las Misiones Generales convocadas por el Cardenal Bueno Monreal. Con este motivo, la Sagrada Imagen fue trasladada a unas naves del barrio A del Polígono de San Pablo, donde permaneció dos semanas presidiendo los actos religiosos que allí se celebraron.

En el año de 1967, a petición de un grupo de agencias de viajes, el cardenal D. José M.ª Bueno Monreal declaró el patronazgo de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje para este colectivo profesional.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
error: Contenido protegido.
Ir arriba