Hermandad de San Esteban 

Formación

Entre los principios inspiradores de la Hermandad definidos en nuestras Reglas la Formación ocupa un lugar preferente. Así para la misión evangelizadora a la que estamos llamados como miembros de la Iglesia, la Hermandad ha de procurar que sus hermanos progresivamente avancen en la maduración de la Fe, y logren un mejor conocimiento de la Palabra de Dios y de la doctrina de la Iglesia.

Desde la Iglesia se nos llama continuadamente a la necesidad de una formación progresiva y adecuada, como señala el Decreto conciliar de 1965 “Apostolicam Actuositaten”:, que refleja la necesidad de la Iglesia de ofrecer los medios necesarios para que los laicos reciban una formación adecuada mediada por los pastores y los medios de los que la iglesia dispone. Igualmente en la exhortación apostólica de Juan Pablo II “Catechesi Tradendae”, se habla de la necesidad de la Formación para un desempeño mejor y más completo siempre y cuando se preocupe por la Educación en la Fe de sus miembros entendida como asociación de Fieles, siendo considerado como un derecho reconocido y contemplado en el derecho canónico.

Las Reglas vigentes aprobadas por decreto de 8 de julio de 2018 y por el Cabildo General de 28 de enero de 2016 hacen referencia a la Formación en los siguientes artículos:

• Regla 4 a.c  sobre los fines de la Hermandad, donde se dice que ésta “atenderá la formación de sus hermanos propiciando la oración, la conversión y el espíritu cristiano, así como la acogida de la Palabra de Dios, tanto para el enriquecimiento de la vida fraterna como para el compromiso efectivo en la vida diaria.”

• Regla 92.a sobre las funciones del Diputado de Formación donde se menciona  que éste debe “velar por la formación cristiana de los hermanos, especialmente de los de nuevo ingreso y de los más jóvenes, en colaboración con el Diputado de Juventud, y por mantener el espíritu de la Hermandad a través de actos formativos organizados al efecto. Atender problemas concretos y actuales de hermanos que requieran alguna orientación doctrinal o pastoral, conforme a la enseñanza de la Iglesia.  Promover la participación de los hermanos en la acción evangelizadora de la Iglesia.”

• Regla 130.a sobre la finalidad de la Formación donde se dice que “para la misión evangelizadora a la que está llamada la Hermandad y sus hermanos, como miembros de la Iglesia, esta ofrecerá los medios para alcanzar el nivel de formación exigible actualmente y que permitan profundizar en la formación cristiana para una progresiva maduración en la Fe, el mejor conocimiento de la Palabra de Dios y la doctrina de la Iglesia y la respuesta a los problemas y realidades temporales; y lo hará con criterio y actitud acorde con el mensaje de Jesucristo y el espíritu de los tiempos. Para un mejor cumplimiento de los compromisos que asuma, todo hermano que vaya a desempeñar algún oficio o puesto de responsabilidad en la Hermandad o que pudiera tener repercusión en la vida de la misma deberá recibir una formación adecuada y congruente conlos principios inspiradores de la Hermandad, que se recogen en estas Reglas, y con el cometido que vaya a ejercer.”

• Regla 131.a  en referencia al Plan Formativo dice que “las actividades formativas serán continuadas y planificadas, correspondiendo al Diputado de Formación, junto con el Director Espiritual, la elaboración al comienzo de cada curso del programa formativo que vaya a desarrollarse durante el mismo. Este programa será aprobado por el Cabildo de Oficiales y se distribuirá a lo largo del año de manera coordinada con los cultos y demás actividades de ia Hermandad. El Plan Formativo irá en consonancia con el que establezca la Autoridad Eclesiástica y el Consejo General de Hermandades y Cofradías, y se tendrá en cuenta la realidad del entorno social en el que radica la Hermandad, pudiendo participar en él las personas que lo deseen, aunque no pertenezcan a la Corporación.”

• Regla 132.a en relación con otras actividades formativas “la Hermandad fomentará el estudio y divulgación de los valores históricos, artísticos y de costumbres de la misma y de las cofradías de Sevilla en general, y alentará la organización de actividades culturales, siempre que estas no menoscaben el concepto de Hermandad como institución religiosa”.

 
  • Promover que los hermanos se sientan miembros activos y comprometidos con la Iglesia Católica. Diseñaremos charlas y actividades encaminadas a desarrollar aspectos principales del Evangelio y del catecismo de la Iglesia. Esta formación debe adaptarse a los nuevos tiempos, ser atractiva, cercana e incluso llamativa. Igualmente las actividades formativas que desarrollaremos deben ir encaminadas a hacer que nuestros hermanos adopten criterios valores y actitudes humanas basadas en valorar el esfuerzo, la generosidad, el trabajo, la alegría, etc. La formación en nuestra Hermandad debe invitar, ayudar y conducir al hermano en su camino de crecimiento como persona, como cristiano y en su camino de fe hacia Dios.

 

  • En la formación de los hermanos de nuevo ingreso prepararemos al mismo acercándole la historia, la organización y las Reglas de nuestra corporación para que tengan la oportunidad de integrarse rápidamente y ser partícipes de la vida de Hermandad en toda su plenitud.  Pondremos en práctica  un “Plan de acogida al nuevo hermano”, de forma que otros Hermanos más veteranos se encarguen de tutorizarles y acompañarles en su primer año de vida en la Hermandad (alentándoles en participar en cultos y actividades que se adapten a su edad y circunstancias)..

 

  • Organizaremos dos grupos de catequesis de preparación para el Sacramento de la confirmación de adultos. Uno de adultos y otros de hermanos entre 14 y 17 años de edad. La confirmación es el sacramento de afirmación y vida, tan necesario en nuestra sociedad y especialmente en nuestra Diócesis. Si el Sacramento del Bautismo es nuestra iniciación en la vida cristiana, la Confirmación es la reafirmación en nuestra Fe. Al bautizarnos no somos conscientes de entrar en la Iglesia, pero al confirmarnos, somos conscientes de nuestra fe y la iglesia y nos afirmamos como católicos. Esta actividad la desarrollaremos en colaboración con la parroquia de San Bartolomé y con la participación de las diputaciones de Juventud y de Cultos.

 

  • Iniciaremos la preparación para la primera comunión de un grupo de hermanos pequeños que desean prepararse para tal fin en el seno de la Hermandad

 

  • Impartiremos seminarios/charlas cuyo objetivo sea explicar  el verdadero significado de la Estación de penitencia, sobre todo  destinadas a los que hagan por primera vez su estación de penitencia como nazarenos y costaleros.

 

 

  • Intentaremos aprovechar y coordinar nuestras actividades de formación con otras hermandades vecinas.

 

  • Formación dedicada a cada uno de los grupos de la hermandad, especialmente acólitos, futuros lectores, o incluso que permita a los costaleros acercarse a la vida religiosa de la Hermandad, llevando a sus titulares con una mayor esperanza y Fe, o la formación destinada a los diputados de Tramo, en colaboración con las distintas diputaciones, desarrollada en distintas sesiones formativas.

 

  • Buscaremos una Formación dedicada a temas de actualidad y relacionada con temas que estén candentes en nuestro mundo, nuestra diócesis y nuestra Iglesia, conferencias como por ejemplo: sobre el papel de las mujeres o los jóvenes en las hermandades, o la formación relativa a temas tan candentes como la relación del hombre y la naturaleza bellamente expresada por el Santo Padre Francisco en la Encíclica Laudato Sí, que podría bien realizarse en medio de la naturaleza.

 

  • Organizaremos charlas destinadas a la Formación de los voluntarios de la Bolsa de Caridad para que así puedan realizar su función de una manera más completa, y que así conozcan la realidad que rodea los ámbitos de actuación de la Bolsa de Caridad.

 

  • Promoveremos la organización de Retiros adaptados a los diferentes ciclos litúrgicos, Adviento, Cuaresma, en colaboración con nuestro Director Espiritual, no solo destinados a las hermanas, sino con los jóvenes, u otras diputaciones, que nos permitan profundizar en nuestra formación como cristianos de base.

 

  • Aprovecharemos la web y redes para difusión de charlas o temas de interés formativo y la recomendación de lecturas formativas mediante documentos pdf o mediante su envío por correo electrónico.

 

  • Aprovecharemos la web y redes para difusión de charlas o temas de interés formativo y la recomendación de lecturas formativas mediante documentos pdf o mediante su envío por correo electrónico.

Diputado de Formación: NHD. Rafael Sanchez Dominguez

En virtud de la potestad que otorga la Regla 107 a la Junta de Gobierno, el Cabildo de Oficiales ha nombrado a los siguientes hermanos como auxiliares para colaborar en esta área:

  • NHD. José Giner Moreno
  • NHD. Daniel Terrero Araujo

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Ir arriba