Hermandad de San Esteban 

Fallece NHD José Manuel Rodríguez Gómez

Tenemos el triste deber de comunicar a todos nuestros hermanos el fallecimiento en la tarde de hoy, de nuestro hermano D. José Manuel Rodríguez Gómez. 

Nuestro querido Pepe ha fallecido a los 52 años de edad y era hermano de nuestra cofradía desde su nacimiento, contando con el número 140 de antigüedad en el momento de su fallecimiento.

Pepe formaba parte de una familia estrechamente vinculada a nuestra Hermandad. Su padre fue Mayordomo de la misma, su madre, Tere, forma parte de la Comisión de Hermanas desde su creación y su tío, nuestro recordado hermano, José Luis Gómez de Soto fue Hermano Mayor. Pepe también destacó por su inquebrantable amor a San Esteban y pertenecía al cuerpo de diputados, además de haber desempeñando su inestimable colaboración y saber profesional en la Comisión redactora de las actuales Reglas, tarea realizada durante el mandato de la anterior Junta de Gobierno, y en la Comisión de Ordenanzas, redactadas y aprobadas este mismo año, asimismo ha pertenecido a la Junta Consultiva.

Desde aquí, el Director Espiritual, el Hermano Mayor y la Junta de Gobierno de la Hermandad, en su nombre y en el de todos los miembros de la Corporación, desean expresar a su viuda, D.ª Mercedes Retamero, a sus hijos NNHH José Luis y Mª Mercedes Rodríguez Retamero, a su madre, NHDª Mª Teresa Gómez de la Fuente, a su hermano Francisco Tomás y a todos sus familiares y amigos, el testimonio de la más sincera condolencia, por tan sensible pérdida, acompañándolos con todo nuestro cariño y afecto.

Rogamos se eleven oraciones al Señor de la Salud y Buen Viaje, para que el alma de nuestro querido hermano José Manuel sea por Él recibida con gozo, y a la Santísima Virgen María Madre de los Desamparados para que conforte a su familia, y les ayude en tan doloroso trance.

“Dale, Señor, el descanso eterno, acógelo en tus brazos infinitos de misericordia y dale en tu Reino la vida y el gozo perpetuos. Madre de los Desamparados intercede por nuestro hermano ante tu divino Hijo y que su familia encuentre en ti consuelo y esperanza”.


Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email
error: Contenido protegido.
Ir arriba